26 jul. 2009

Películas para no ver nunca (II)

Hoy: House of the dead (La casa de los muertos -2003-)

Cuando hablamos de adaptaciones de videojuegos o comics a la pantalla grande, generalmente suele darse un tipo de situación con respecto al público. Esto es, que le gusta a todos, menos a los fanáticos de dicho juego/comic. Son contados (Pero destacados) los casos donde dicha película les gusta tanto a la gente que no sabe nada de la historia, como a los seguidores de la misma. Y también están los casos donde la película no le gusta ni a su propio director.
Un ejemplo de esto último es "House of the Dead", de quien su propio director (Uwe Boll) declaró que era una porquería.
Asi que... ¿Qué más puedo agregar yo?

Muchas cosas.

Para empezar: El argumento.
En esto le tengo que dar la derecha (En el mentón, y despues la izquierda y varias patadas en los huevos) al señor Boll, ya que, al estar basado en un juego sin mayor historia que la de entrar a una casa y dispararle a los zombies que habitaban en la misma, logró captar la esencia pura de ese argumento. O sea, no existe.
La idea que pude llegar a captar después de aguantarme las ganas de pegarle un tiro a mi monitor tras verla una y otra vez buscando alguna historia o línea argumentativa, o intento de, fue la siguiente:

Unas personas se dirigen a una isla en centroamérica (O por ahi, es curioso que la isla se llama "Isla de la muerte", pronunciado en español una sola vez al principio de la misma y luego NADIE hable una gota de español o se la vuelva a mencionar de esa forma) a disfrutar una mega-fiesta de, aproximadamente, entre 9 y 12 personas (Al menos esa cantidad llegué a contar). La cosa es que no pueden llegar, entonces le pagan a un chaboncito medio loco para que los lleve en bote. Llegan a la isla, aparecen los zombies, matan a casi todos. El capitán del bote que los llevó, magicamente aparece por ahi con un cajón con armas(!?) y se arma la catombe en el medio de la isla.
A todo esto, entre tiros y minas en bolas (Al principio de la peli se muestra eso, es buenisima la fiesta, son 12 personas, 5 barriles de cerveza, y entre las 12 personas hay como 6, 7 minas desnudas. No se donde carajo era, pero anotenme para ir a la próxima) encuentran en el medio del bosque(!?) una casa, entran ahí, los zombies deciden no hacerlo en ese momento, porque se ve que no les gusta la decoración, y esperan a que los protagonistas suban al segundo piso para, recién ahí, decidir entrar. Eso es algo a destacar de los zombies, son muy respetuosos.
Bueno, entran los zombies, siguen las peleas, los tiros, las muertes, pasan a caminar por una cueva subterránea(!?) y se encuentran al señor detrás de todo eso que les pasó. Para decirlo de algún modo, una mezcla entre Frankestein y Dr. Evil de Austin Powers, quien empieza a hablar para contarles toda su historia. En ese sentido los zombies son respetuosos también, ya que no aparecen en ese momento tampoco.
La cosa es que todo eso termina en un duelo de espadas(!?) entre el malo y el bueno, afuera de la casa. Y no les cuento el final porque... Me aburrí de la reseña.

La cuestión, sacando el (Nulo) argumento de lado, es que si tuviera al menos buenos efectos, buen guión, buenos actores... Y no tuviera errores estúpidos*, podría ser una película mediocre. Pero ni siquiera llega a esa calificación, ya que todo lo que mencioné antes brilla por su ausencia. Lo mejor de todo es cuando, en ciertas partes, al director no se le ocurrió otra cosa mas que ¡Poner escenas del videojuego!. O sea, un ejemplo, está el capitán matando a un zombie, termina la escena y para unirla con la que viene, ¡Aparece un mini-video tomado del sega donde le disparan a un zombie que tiene un hacha! ESO es creatividad (Ya que no lo vi en ninguna otra peli en mi vida).

* Algunos de los errores: Armas que cambian magicamente según el plano que se muestre (Personajes que pasan de tener una escopeta a una pistola, o dos pistolas y luego tienen una escopeta, todo dentro de la misma secuencia claro está), rampas para salto que se ven notablemente, errores de continuidad, de guión, de actuación, de... Bueno, de todo.

Para terminar, uno creería que con estas cosas el director tiene suficiente, pero no. Ya que no solo le presento ganancias (Costó 12 millones, recaudó 13...), sino que además ¡Se propuso realizar una segunda parte! (De la cual ya voy a hablar mas adelante, aunque vale la aclaración de que no la termino dirigiendo Uwe Boll, sino Michael Hurst, quien se las arregló para que sea una porquería de todas maneras).

Lo bueno:
(Espacio dejado en blanco intencionalmente)

Lo malo: TODO.

2 comentarios:

  1. Ya te di una sugerencia de una película que es un chiste ;).
    Esta que contaste recién tuve la suerte de no verla xD. Jajaja. Te amo ♥

    ResponderEliminar
  2. Ah vos sos un capo mafia eh. Ya te había firmado encima querido... Ai dios, te hace falta Cindor eh ;)
    Igual te amo

    pero... siempre un paso mas adelante qe vos ;)

    ResponderEliminar